Los seguros de vida son unas pólizas de protección muy particulares. La razón es que no protegen a quienes son titulares del mismo, sino a los beneficiarios establecidos por los primeros en el momento de formalizar el contrato. Son esos beneficiarios quien, en caso de fallecimiento del titular, recibirán una indemnización a manos de la aseguradora. En este nuevo artículo hablaremos en profundidad de la figura del beneficiario del seguro de vida y de cuestiones claves como los requisitos que debe cumplir.

Quién es el beneficiario de un seguro de vida

¿Que quién es el beneficiario de un seguro de vida? La respuesta es sencilla: quien decida el titular. Este, en el momento de la formalización del contrato, en la documentación justificativa de la póliza, deberá poner el nombre de la persona beneficiaria. Es entonces cuando queda establecida y, como ya hemos apuntado, en caso de que el titular fallezca por las razones contempladas en el propio seguro, recibirá una cantidad. Pero los beneficiarios no son necesariamente permanentes. El titular los puede cambiar.

Requisitos para ser receptor de un seguro de vida

Para poder beneficiarse de un seguro de vida, tras la muerte del titular, y siempre que tu nombre aparezca entre los beneficiarios designados por el mismo en vida, deben presentarse una serie de documentos claves. Entre ellos, la propia póliza de vida suscrita, el acta de nacimiento del asegurado o su documento nacional de identidad, el certificado del Registro de Actos de Última Voluntad y la copia del último testamento o de la declaración notarial de herederos y el certificado de matrimonio en caso de cónyuge.

Requisitos para ser receptor de un seguro de vida

¿Puede haber más de un beneficiario?

Los seguros de vida son una de las pólizas más demandadas en la actualidad. A fin de cuentas, las personas quieren tener protegidas a sus familias. Tener la tranquilidad de que si les ocurre algo sus seres queridos no se quedarán con las manos vacías y sin sustento económico. Y en este sentido, la respuesta a la pregunta del apartado es clara: sí, los titulares pueden incluir más de un beneficiario en el contrato de la póliza. En casos así, y si el titular no especifica porcentajes, la indemnización se repartirá equitativamente.

Cuándo se decide quién es el receptor del seguro

Decidir el receptor del seguro de vida puede parecer complicado. Al fin y al cabo, estás decidiendo quién va a recibir mucho dinero en caso de que fallezcas. Es, como mínimo, un asunto complicado. Pero la realidad es que, en última instancia, todos tenemos claros a quién queremos proteger. De ahí que la mayoría de las personas que contratan un seguro de vida indiquen desde el mismo momento de la firma del contrato quién será el beneficiario o quiénes serán los beneficiarios. Solo deberá entregar la documentación necesaria.

Cuando es deducible un seguro de vida

¿Se puede cambiar al beneficiario de un seguro de vida?

Nuevamente, la respuesta a esta pregunta es afirmativa: el titular puede cambiar el beneficiario del seguro de vida mientras este está activo. Para ello, tan solo debe enviar un escrito a la empresa aseguradora para la solicitud del cambio. Además, existe otra posibilidad secundaria: utilizar el testamento para designar de una manera formal al beneficiario del seguro de vida. En cualquier caso, es importante que te pongas en manos de los especialistas a la hora de realizar un procedimiento tan sensible como este.

Skip to content