Navegando por el mundo de los seguros de hogar, te habrás encontrado con términos que quizás te resulten poco familiares. Uno de estos términos es “continente de un seguro”. En este artículo, queremos explicarte qué significa, qué cubre y cómo calcular su valor. Así estarás mejor preparado para tomar decisiones informadas sobre tu cobertura.

¿Qué es el continente en un seguro de hogar?

El continente en un seguro de hogar se refiere a la estructura física y los componentes fijos de la vivienda. Esto incluye paredes, techos, suelos, puertas, ventanas e instalaciones fijas como la calefacción, electricidad y fontanería.

En resumen, el continente es todo aquello que quedaría si voltearas la casa al revés y sacudieras todo lo que se cae. Al asegurarlo, digamos que estarías protegiendo la “envoltura” de tu hogar contra posibles daños o siniestros como incendios, inundaciones o desastres naturales.

¿Qué cubre el continente de un seguro de hogar?

Comprender qué cubre específicamente el continente en un seguro de hogar te permitirá tener una visión más clara de la protección que estás adquiriendo. Además, te ayudará a comparar diferentes pólizas con más eficacia.

Veamos uno a uno los diferentes elementos que generalmente están cubiertos en el continente de un seguro de hogar.

Instalaciones

Las instalaciones fijas como el cableado eléctrico, las tuberías de agua y gas, los sanitarios y la calefacción son esenciales para el funcionamiento de cualquier hogar. Un fallo en alguno de estos sistemas no sólo puede causar molestias, sino también daños severos.

Por ejemplo, un cortocircuito podría provocar un incendio, mientras que una fuga de agua podría causar inundaciones. Por ello, asegurar estas instalaciones es más que recomendable.

Parte estructural de la vivienda

La estructura de la vivienda es otro componente vital que generalmente está cubierto bajo el continente de un seguro de hogar. Esto incluye elementos como paredes, tejados, suelos y pavimentos. Un daño en estos elementos, como una pared agrietada o un tejado con filtraciones, puede comprometer la integridad de toda la vivienda.

Estos daños pueden ser causados por fenómenos naturales, actos vandálicos o simplemente el paso del tiempo, y su reparación puede ser costosa.

Elementos decorativos

Los elementos decorativos de una vivienda, aunque puedan parecer secundarios, también contribuyen al valor total de la propiedad. Esto incluye el parquet, las molduras, la pintura, los techos de escayola, las moquetas y los toldos.

Un daño a estos elementos, como una mancha de agua en el parquet o un rasguño en la moldura, puede ser no sólo un problema estético sino también financiero. Por lo tanto, tenerlos asegurados puede suponer un gran alivio.

Piezas fijas que forman parte de la vivienda

Las piezas fijas que forman parte de la vivienda, como jardines, escaleras, ascensores, pistas de tenis o pádel, vallado, garajes o trasteros, también pueden estar cubiertas por el seguro del continente. Estos elementos añaden valor y funcionalidad a tu propiedad. Por ejemplo, un árbol caído en el jardín o un ascensor averiado pueden requerir reparaciones significativas.

Por lo tanto, asegurar estas piezas fijas te protege de incurrir en costes elevados en caso de daño.

¿El seguro de continente es obligatorio?

En España, el seguro de continente no es obligatorio por ley, a menos que la vivienda esté hipotecada. En ese caso, las entidades financieras suelen requerir un seguro que cubra al menos los riesgos de incendio. Sin embargo, es altamente recomendable contar con un seguro de continente para proteger una de las inversiones más grandes de tu vida.

Cómo calcular el continente del seguro de hogar

Calcular el valor del continente puede ser un poco complicado. Generalmente, se hace a través de una tasación profesional. Algunas compañías de seguros ofrecen herramientas online con las que hacer un cálculo estimado basado en variables como la ubicación de la vivienda, los materiales de construcción, el año de construcción y el número de plantas.

Formas de asegurar el continente en el seguro de hogar

Una vez que tienes claro qué es el continente en un seguro de hogar y qué elementos cubre, el siguiente paso es decidir cómo quieres asegurarlo. Hay diferentes métodos para hacerlo, y cada uno tiene sus ventajas y desventajas.

Valor total

Asegurar el continente por su “valor total” significa que estás asegurando la vivienda por el coste total de su reconstrucción. Esto incluye todo, desde las paredes y los techos hasta las instalaciones fijas como la electricidad y la fontanería. En caso de un siniestro total, como un incendio devastador, recibirías una indemnización que debería cubrir el coste completo de reconstruir tu vivienda.

Esta es la opción más segura, aunque también puede ser la más cara en términos de primas de seguro.

Primer riesgo

Esta opción te permite asegurar el continente hasta un límite específico. Dicho límite es el máximo que la aseguradora pagará en caso de siniestro. Este método es útil si consideras que es poco probable que tu vivienda sufra un daño total y prefieres pagar primas más bajas. Sin embargo, debes tener cuidado, ya que si el coste del daño supera el límite establecido, tendrás que cubrir la diferencia.

Consejos para asegurar el continente

Elegir la cobertura adecuada para el continente de tu seguro de hogar es un paso crucial para garantizar tu tranquilidad y la protección de tu inversión. Sin embargo, existen otros aspectos importantes que también deberías considerar para maximizar los beneficios de tu póliza.

Aquí tienes algunos consejos esenciales que te ayudarán a sacar el mayor provecho posible al asegurar el continente de tu vivienda:

  • Informa a tu aseguradora si realizas reformas o mejoras en tu vivienda, ya que esto podría afectar al valor del continente y, por ende, a la cobertura necesaria.
  • Al asegurar el continente, es vital comprender que el valor del seguro debería basarse en el coste de reconstrucción de la vivienda, no en el valor de mercado que incluiría el valor del terreno.
  • Si vives en un edificio de apartamentos, la comunidad de vecinos podría tener una póliza de seguro que cubra partes del continente. Sin embargo, esta póliza generalmente no sustituye la necesidad de tener tu propio seguro de continente.

 

En resumen, entender qué es el continente de un seguro de hogar y qué cubre es vital para asegurarte de que tienes la cobertura adecuada para tu vivienda. No escatimes en esto, puesto que una buena póliza puede ofrecerte la paz mental que necesitas para disfrutar de tu hogar al máximo. También te recomendamos echar un vistazo a nuestro post de cosas que cubre el seguro de hogar y no sabemos.

Si tienes duda o quieres que te asesoremos, no dudes en contactar con nuestra correduría de seguros en Madrid. De esta forma podremos resolver tus dudas y guiarte en caso de que quieras contratar un seguro, ayudándote a encontrar la mejor opción para ti y tus necesidades.

Skip to content