Los seguros médicos básicos deben cubrir la asistencia médica primaria, la asistencia de urgencia 24 horas, la hospitalización, la obstetricia y el parto y las pruebas diagnósticas. A partir de aquí, los mejores seguros de salud pueden incorporar otras coberturas más amplias o más específicas. Además, también debes tener en cuenta la diferencia entre los seguros de salud sin copago o los seguros de salud con copago, más baratos  en cuanto al precio fijo, pero más caros en caso de requerir mucha atención médica.

Qué debería incluir un seguro médico

Entre las coberturas del seguro médico indispensables está la medicina primaria. Es lo fundamental. Una cobertura sin la cual no tendrían sentido estas pólizas especializadas. Gracias a ella, el asegurado cuenta con la posibilidad de escoger un médico de cabecera de todos aquellos que tienen acuerdo de colaboración con la aseguradora concreta. En esa cobertura entran la consulta, la consulta a domicilio, la pediatría, el servicio de enfermería y el servicio de ambulancias. Al menos como servicios mínimos.

Además, con un seguro de salud también disfrutarás de la cobertura de los servicios de urgencias durante el día completo. Las 24 horas. Es importante que consultes las condiciones exactas del mismo para descubrir si cubre dicho servicio en el extranjero. Esto es especialmente relevante si viajas mucho por trabajo u ocio y quieres estar debidamente protegido. Lo mismo pasa con las coberturas de hospitalización, de obstreticia y parto y de pruebas diagnósticas e intervenciones. Debes pensar en todo.

Compañías de seguros de salud

En la actualidad, existen muchísimas compañías de seguro de salud. Y cada una de ellas ofrece pólizas muy diferentes. Algunas con menos coberturas. Otras con más coberturas. Algunas con condiciones muy estables e inamovibles. Otras con condiciones que pueden ser negociadas y a las que pueden añadirse coberturas. Es necesario analizar previamente qué circunstancias te rodean y qué necesidades tienes. Una vez eso esté claro, será el momento de acudir ahi afuera en busca del seguro perfecto.

Compañías de seguros de salud

Mejor seguro médico con copago

Los seguros con copago poseen una gran ventaja: su tarifa mensual es más económica. En ese sentido, estas propuestas de seguros son idóneas para quienes creen que no van a necesitar hacer uso del seguro de salud muy frecuentemente. Cuando lo hagan, deberán abonar una cantidad adicional que va desde el euro hasta el centenar de euros, en función de la consulta, diagnóstico o intervención concreta. Puede ser muy poco ventajoso para quienes van a hacer mucho uso de los servicios médicos.

Mejor seguro de salud sin copago

Por su parte, los seguros de salud sin copago son más caros. Deberás pagar más mensualmente para contar con sus coberturas. No obstante, no tendrás que añadir nunca ningún pago a la tarifa mensual. Es fija. No se producirán sorpresas inesperadas. En ese sentido, con el mejor seguro de salud sin copago se disfruta de un servicio más tranquilizador que con el mejor seguro médico con copago. Puedes hacer uso de los servicios médicos tantas veces como necesites. Y aquí viene la pregunta clave.

Cómo elegir el mejor seguro privado

Para elegir adecuadamente el mejor seguro privado entre todos los seguros de salud que hay disponibles en el mercado es necesario, como ya descubriste antes, tener claras tus necesidades y tus expectativas. En caso de que quieras ahorrar, y pienses que no vas a necesitar mucho los servicios médicos, puedes optar por uno de esos seguros con copago. De lo contrario, contrata un seguro sin copago y con todo incluido. Cuantas más coberturas tenga más seguro y tranquilo estarás. Te lo mereces.

Skip to content