Puedes conducir un coche sin estar registrado en el seguro del mismo siempre que el vehículo cuente con una póliza en vigor y que tu perfil de conductor sea similar al del beneficiario de la misma. Además, debes tener el permiso de conducir en regla y no haber cometido ninguna infracción en el momento del siniestro, como conducir bajo los efectos del alcohol o ir sin cinturón.  No olvides que, aún no siendo un conductor de riesgo, es posible que la aseguradora no corra con los gastos en caso de siniestro ya que no todas las pólizas cuentan con las mismas prestaciones.

No es raro que alguna vez se te haya presentado la ocasión (o necesidad) de conducir un coche que no es el tuyo. Y ante tal situación, te asaltan las dudas: ¿Me cubrirá el seguro de este vehículo en caso de siniestro?, ¿estoy corriendo algún riesgo al no ser el titular? Habrás escuchado decir que la cobertura está garantizada siempre y cuando el coche esté legalmente asegurado. También te habrán comentado que si no eres el titular no estas protegido. Ten en cuenta que no todas las pólizas tienen las mismas prestaciones, por lo que solamente podrás circular legalmente con un vehículo si este tiene un seguro contratado.

Qué pasa si tengo un accidente y no soy el titular del seguro

Con carácter general, no se te podrá imponer una multa siempre que reúnas unas características similares a las del titular del seguro en cuanto a edad, años de experiencia, etc. De no ser así, la aseguradora podría no correr con los gastos en caso de siniestro, o aplicar la regla de la equidad; mediante la cual se iría reduciendo la cobertura de los daños según el riesgo que haya generado ese conductor ocasional según su criterio. Por ese motivo, si estás pensando en dejar a un conductor novel tu vehículo, es recomendable que lo incluyas en el seguro antes de arriesgarte a tener una experiencia de esas características.

Qué pasa si tengo un accidente y no soy el titular del seguro

Posibles casos en los que puedes coger el coche sin tener seguro

No existe ningún caso en el que puedas coger el coche sin tener seguro. La Ley de Tráfico exige a todos los conductores a contar con unas coberturas básicas a la hora de tener un vehículo a su nombre, circule o no. Como mínimo debe cubrir los daños ocasionados a terceros durante un accidente. La sanción económica puede oscilar entre los 601 y los 3.005 euros.

Si no deseas pagar un seguro, lo que debes hacer es darlo de baja. Puedes hacerlo de forma temporal o indefinidamente. Ten en cuenta que la ITV ha de estar en vigor o de lo contrario no podrás realizarlo.

¿Puede un hijo conducir el coche de sus padres?

Si cuentas con un perfil de conductor parecido al del beneficiario del seguro del coche que conduces de forma ocasional, estarás cubierto. Pero si eres un conductor novel esta premisa no se cumple, ya que las aseguradoras suelen establecer una edad mínima de entre 25-30 años para ser beneficiario de un seguro. Por este motivo, si quieres conducir un coche de forma ocasional siendo novel, lo más recomendable es que te incluyan en la póliza del titular, aunque ello suponga pagar un 50% más de cuota. De esta manera evitarás sustos innecesarios si te ves envuelto en un siniestro ya que, como se ha mencionado anteriormente, no estarías cubierto.

Un coche alquilado por otra persona

Si alquilas un coche y deseas compartir el esfuerzo (o el placer) de la conducción, deberás SIEMPRE notificarlo a la empresa de alquiler de coches. De no ser así, estarías cometiendo una infracción, y las coberturas contratadas no se aplicarían en caso de sufrir un accidente. El registro de un conductor adicional en España supone un coste aproximado de 6-7 euros/día aproximadamente. Otro dato a tener en cuenta es que, si durante el transcurso del contrato decides añadir otro conductor, en ocasiones es posible poniéndote en contacto con la agencia, que te indicará los pasos a seguir.

Un coche de empresa sin ser empleado

Como norma general, puedes conducir un coche de empresa sin estar contratado en la misma siempre y cuando no realices transporte de mercancías o trabajes de forma autónoma. Deberás tener en cuenta, como si se tratara de cualquier vehículo, que debes tener tu permiso de conducción en vigor y que no puedes cometer infracciones. Asimismo, tendrás que asegurarte de que el coche cuente con seguro obligatorio y la ITV actualizada, para evitar problemas con el dueño del vehículo en caso de verte involucrado en un siniestro.

Skip to content