El copago es una cantidad de dinero que los titulares de algunos seguros de salud deben abonar de un modo adicional cada vez que usan un servicio médico. Este copago se ubica entre una cantidad mínima de solo un euro y una cantidad máxima de cien euros, siendo la cantidad precisa en cada ocasión resultado del tipo de asistencia sanitaria de la que se disfruta. Es un pago adicional a la primera mensual del seguro que debe abonarse mensualmente, aunque pueden negociarse otras condiciones diferentes.

Qué es el copago en un seguro de salud

En el ámbito de los seguros de salud encontramos dos alternativas diferentes. Por un lado tienes los seguros de salud sin copago. Su principal ventaja es obvia: la tarifa mensual de los mismos es estable y no te llevarás ninguna sorpresa al final del mes. Esto es importante para organizarte económicamente. Por otro lado están los seguros de salud con copago. Aquí deberás tener en cuenta las asistencias sanitarias que recibes para el cálculo de la prima mensual. Ahora ya sabes qué es el copago en el seguro de salud.

Ventajas de los seguros con copago

El cópago cumple dos finalidades complementarias. Por un lado, permite a las aseguradoras asegurarse del uso proporcionado de la asistencia médica. Es decir, que el titular del seguro no abusa del sistema médico y genera un gasto innecesario a la aseguradora. Por otro lado, y esta es una de las principales ventajas de los seguros con copago, permite a las aseguradoras ofrecer pólizas con precios más económicos, lo que a ti te da la oportunidad de conseguir un buen seguro por una cantidad más reducida.

En ese sentido, puedes contratar un seguro con copago cuando quieres pagar una prima mensual fija baja, y simplemente disfrutar de la asistencia sanitaria médica de vez en cuando con un pago adicional no muy alto o, en algunos casos, prácticamente irrelevante. Sin duda, es una alternativa que debes tener en cuenta. En un primer momento puede parecer peor solución que un seguro sin copago pero todo depende de qué estás buscando exactamente. Por eso es tan importante que confies en expertos en seguros.

Ventajas de los seguros con copago

¿Cuándo se paga?

¿Cuándo se paga el copago? No en el momento de recibir la asistencia médica, como suele pensarse a veces. En su lugar, y si contratas un seguro de salud con copago, deberás abonar la cantidad adicional por visita o por tratamiento médico en el mismo momento en que abonas la tarifa mensual. No obstante, hay ciertas aseguradoras con las que puedes negociar y acordar el pago del copago trimestralmente. Algunas incluso te permitirán aplazar el pago total para realizarlo anualmente. Podría resultarte conveniente.

Ventajas de los seguros sin copago

Las ventajas de los seguros sin copago tienen que ver con la planificación económica. Así, siempre pagarás la misma cantidad, con independencia de los problemas médicos que puedas tener ese mes. Por eso se contratan principalmente: por la tranquilidad que proporcionan. Puedes disfrutar de medicina general, del sistema de urgencias, de los tratamientos hospitalarios o incluso de especialistas sin abonar ni un solo euro adicional. No obstante, la tarifa mensual fija será más elevada que en un seguro con copago.

¿Qué es mejor?

Esta pregunta resulta bastante difícil de contestar. A fin de cuentas, son propuestas muy diferentes que son más adecuadas en una u otra circunstancia. Si quieres tener tranquilidad total y no te importar pagar más al mes, incluso aunque puedas no necesitar ninguna asistencia médica, el seguro sin copago es ideal. Pero si quieres pagar menos, y sospechas, por tu historial, que no necesitarás mucha asistencia, es probable que un seguro con copago sea incluso mejor. Medítalo bien. Y consulta a los profesionales.

Skip to content