Siniestro es una palabra contundente. Un vocablo que evoca muchas imágenes en nuestra mente. En el mundo real solemos utilizarla para describir una situación que resulta oscura, lúgubre y misteriosa. En el mundo de los seguros, sin embargo, siniestro tiene una concepción más terrenal relacionada con la gravedad de un accidente o de una enfermedad. En este nuevo artículo de nuestro blog vamos a explorar en profundidad el significado de siniestro en el universo de las pólizas, así como las diferentes variedades que existen. ¿Preparado?

Definición de un expediente de siniestro

Para que nos entendemos bien, siniestro es cualquier acontecimiento que causa daños en la persona asegurada o en los bienes asegurados y que se encuentra debidamente contemplado en el contrato del seguro. En ese sentido, la aseguradora tiene la obligación legal de cubrir los daños en los términos estipulados y dentro de los plazos estipulados. Pero una aclaración: todos los daños derivados de un mismo acontecimiento son considerados como un mismo siniestro. Esto es importante para interpretar las cláusulas de determinadas pólizas.

tipos de siniestro de seguros

Tipos de siniestros de seguros

Por un lado, podemos clasificar los seguros según el grado de intensidad del daño producido. En esos casos diferenciamos entre el siniestro parcial, en el que los daños no han provocado una destrucción de la persona o del bien asegurado, y el siniestro total, en el que media el fallecimiento de la persona o la inhabilitación del bien. Por otro lado, también podemos clasificar los seguros según la estadística del riesgo de que se produzcan. Así encontramos el siniestro ordinario, como podría ser un golpe al vehículo asegurado, y el siniestro catastrófico o extraordinario, como podría ser un tsunami. Estos últimos lo cubren el Consorcio de Compensación de Seguros, de ahí el impuesto.

Si afecta a un coche

También podemos diferenciar entre diferentes siniestros en función del tipo de seguro que los cubre. En ese sentido, uno muy habitual es el siniestro por accidente de automóvil, desgraciadamente más habitual de lo que nos gustaría a todos. Son los seguros de automóviles los que cubren los daños provocados tanto en el propio vehículo como en las personas afectadas. Incluido el propio conductor si cuenta con un seguro a todo riesgo.

A causa de un accidente

Otro tipo de siniestro que puede producirse es el siniestro por accidente personal o por accidente profesional. Aquí encontramos que son cubiertos por diferentes variedades de póliza. Desde el seguro de accidente de trabajo al seguro de salud o el seguro de vida. Es esencial que se lean siempre detenidamente las condiciones de los contratos de las pólizas que se contratan o que se van a contratar. La letra pequeña es importantísima.

definicion de un expediente de siniestro

Cuando una persona lo sufre

También puede producirse un siniestro cuando la persona que sufre el accidente no es el asegurado. Por ejemplo, imagina que tienes un seguro de responsabilidad profesional o de responsabilidad civil. Estos seguros cubren los daños que tú puedas provocar en terceras personas como consecuencia de tu actividad profesiona, como consecuencia de tus actuaciones públicas o como consecuencia de tu circulación en las carreteras.

Problemas de salud

Los problemas de salud también forman parte de los tipos de siniestros en seguros. Concretamente, en los seguros de salud o en los seguros de vida que cubren el deterioro parcial o definitivo de la salud de una persona asegurada. Nuevamente, estos siniestros pueden ser parcial o totales, así como ordinarios y extraordinarios.

Siniestros en el hogar

Son muchos los siniestros que pueden tener lugar en el hogar. Como cuando se incendia una cocina, se inunda la primera planta a causa de lluvias torrenciales o le impacta un rayo al tejado.

Skip to content