Los seguros a terceros son pólizas mediante la cual una aseguradora cubre los daños materiales, personales y económicos que el asegurado puede provocar a terceras personas. En ese sentido, es una garantía para las partes implicadas por igual, ya que garantiza que esas otras personas reciban la indemnización adecuada.

Qué es un seguro a terceros

Los seguros a terceros pueden aplicarse a muchas áreas diferentes. Sin embargo, en el ámbito en el que se utilizan más ampliamente es en el ámbito de la circulación a motor. De hecho, y como ya sabrás de nuestro artículo acerca del seguro de responsabilidad obligatorio, todos los vehículos a motor que conduzcan en tierra y con permiso de circulación deben disponer de un seguro a terceros. De esta manera, si un conductor provoca un accidente que perjudica a otros vehículos y a la salud de quienes los ocupan, estos recibirán una indemnización justa.

Seguro a terceros: ¿qué cubre?

Lo más elemental que cubren los seguros a terceros es la responsabilidad civil, es decir, los daños generados por el asegurado en terceras personas o entidades. Sin embargo, y como ya hemos comprobado a lo largo de muchos de los posts de nuestro blog, cada póliza es un mundo en sí mismo y puede contener coberturas de muy variada naturaleza. De hecho, las aseguradoras siempre ofrecen la posibilidad de añadir coberturas a la póliza a terceros. Veamos qué cubre el seguro a terceros o qué puede llegar a cubrir.

que es un seguro a terceros

La Responsabilidad Civil

Esto es lo fundamental. Es la esencial del seguro a terceros que cubre al conductor. Sin esta cobertira, no se puede hablar de un seguro de responsabilidad civil a terceros. Como ya hemos indicado múltiples veces esta cobertura permite que la aseguradora se haga cargo de los daños provocados en terceros hasta los límites y condiciones que se hayan acordado en el contrato.

La asistencia en viaje

Más allá de la cobertura de responsabilidad civil, el seguro a terceros ampliado incluye otras coberturas más que pueden ser de gran utilidad en carretera. Y una de ellas es la asistencia en viaje, gracias a la cual puedes recibir asistencia profesional en caso de incidencia en carretera sin tener que abonar por ella: nuevamente, la aseguradora se encarga hasta cierta cantidad.

La defensa jurídica

Esta es otra de las coberturas adicionales del seguro a terceros. En concreto, se trata de la cobertura de esos costes añadidos que puedan traer consigo los juicios por accidente. En ocasiones, solo en caso de que seas la parte demandada. Otras veces, cuando la cobertura es más amplia, también en caso de ser la parte que hace la demanda.

seguros a terceros que cubre

Las indemnizaciones

El seguro a terceros, includo el seguro a terceros ampliado, cubre las indemnizaciones que deben recibir las personas a las que has provocado perjuicio material, económico o personal. Pero no esas indemnizaciones a las que quieres acceder tú por haber sido víctima de un perjuicio material, económico o personal, pues para eso existen precisamente los seguros a todo riesgo.

Lunas

De nuevo, estamos ante una ampliación de las coberturas naturales del seguro a terceros. Específicamente, en este caso se trata de añadir a la ecuación la cobertura por los daños provocados en tus lunas. Y es que en muchos casos las lunas son objeto de ataque con el objetivo de realizar robos en el interior del coche.

Daños a los ocupantes

Como ya hemos visto anteriormente, el daño a los ocupantes de otro vehículo sí está cubierto en el seguro a terceros, ya que es la esencia misma de este seguro: cubrir los daños a los vehículos ajenos y a las personas que se encuentran en su interior. Es una manera de garantizar que estas personas reciben la indemnización que merecen por las consecuencias del accidente.

Skip to content